FLASH

La esperanza al aire

En el 2001, una vez más se investigó esta posibilidad. Desafortunadamente ese año los terremotos devastadores que golpearon a El Salvador tomaron precedencia y el proyecto de radio fue una vez más retenido.

Siendo una persona persistente como lo es, Padre Astudillo no renuncio al sueño de establecer una emisora de radio hispano-parlante. En el 2002, una vez más, investigó la posibilidad de una radio. Fue durante esa visita que conoció a un asesor de radio; el Señor Wayne Plunkett, este encuentro ¡reavivó su sueño!

Animados y contagiados por la pasión del Padre, la comunidad unió esfuerzos para hacer realidad este sueño. Muchos donaron su tiempo para escribir, redactar, y organizar la solicitud. La comunidad bailó, cantó, cocinó y tocó música; todo con el propósito de recaudar fondos para la radio. Para completar la solicitud de una radio de tipo comunitaria, más de 1,000 firmas fueron reunidas durante el festival Inti Raymi en julio de 2002. Muchas cartas de apoyo de personajes políticos, individuos, grupos y organizaciones ayudaron con el proceso de la solicitud.

Finalmente, los esfuerzos de todos se vieron recompensados el 17 de abril de 2003 cuando al Padre Astudillo en nombre del Centro Comunitario Latinoamericano San Lorenzo le fue concedido el permiso para la emisora de radio.