FLASH

Padre Hernán Astudillo

Padre Hernán Astudillo es un sacerdote, un músico, un poeta, y un filósofo, pero la palabra que mejor lo describe es, humanista.

Nació en 1963 en el pequeño pueblo de El Valle en Cuenca, Ecuador. La vida del Padre ha sido sinónimo de fe, libertad y lucha.

Sus batallas contra la intolerancia e injusticia empezaron a una edad muy temprana. Cuando contaba con 9 años de edad, su familia abandonó El Valle y se mudó a Sucua en Morona, Santiago. Fue allí, en Sucua, bajo la guía benevolente de los Padres Salesianos, que Padre Astudillo aprendió las enseñanzas divinas de compasión por los oprimidos y los menos privilegiados. Conforme crecía espiritualmente, él desarrollaba un gran aprecio y entendimiento por la rica cultura indígena. Mientras cursaba su escuela secundaria, participó tanto en actividades deportivas como en actividades culturales, musicales y pastoral.

Al graduarse de la escuela secundaria, el Padre asistió a la Universidad de Cuenca y la Diócesis de Azuay para estudiar Filosofía, Teología y Antropología. Fue allí que sus caminos se cruzaron con Monseñor Luis Alberto Luna Tobar, un religioso que ha dedicado su vida a la causa de los pobres. Enormemente influenciado por la dedicación de Monseñor Tobar hacia los probres, Padre Astudillo se convirtió en un ardiente defensor de los indígenas y trabajó sin descanso por su causa.

A pesar de la atmósfera represiva en Ecuador en los ‘80s, Padre Astudillo permaneció fiel a su promesa de mejorar la vida de estos pobres. El esparció palabras de fe y esperanza entre las comunidades oprimidas en Shina y la Parroquia de San Cristóbal, Ecuador. Sin embargo, la tiranía en aumento de los regímens políticos en Ecuador lo forzaron a abandonar su tierra natal y buscar refugio en una tierra que cultiva y protege la benevolencia.

En 1992, el Padre llegó a Canadá como un refugiado político, pero su corazón permaneció con su gente a quienes tuvo que abandonar. En
Canadá enfrentó un nuevo ramillete de desafíos. Como nuevo inmigrante, enfrentaba el pesado desafío de sobrevivir en una cultura totalmente extraña para él. Las barreras del lenguaje, el choque cultural en un mundo ajeno al suyo y la precaria viabilidad para la subsistencia diaria, lo forzaron a hacer lo necesario para sobrevivir en su hogar adoptivo. Desde cantar en el metro y en las calles, hasta actuar en conciertos de caridad; Padre Astudillo experimentó la vida de un típico inmigrante.

Sus luchas en Canadá le dieron nuevas perspectivas y sellaron su deseo de ayudar a todos aquellos que vivían en la miseria. El 6 de junio de 1999 fue ordenado primer sacerdote Anglicano hispano en Canadá y estableció la primera congregación de habla hispana en la Diócesis Anglicana de Toronto. Sus contribuciones a su comunidad y a la sociedad crecen con el paso de los días. Su compasión por los más débiles y su amor por la humanidad fueron instrumentos para crear, junto con su amada comunidad, La Caravana de la Esperanza y el Centro Comunitario Latinoamericano San Lorenzo, de donde nació Radio Voces Latinas 1610AM.

 

El pasado 25 de mayo de 2009, el Padre Hernán Astudillo recibió un galardón de manos del Alcalde, Sr. David Miller, a nombre de la Municipalidad de Toronto en reconocimiento de la Caravana de la esperanza y su contribución a nuestra ciudad.


Fue un momento muy conmovedor estar presentes en la Cámara del Municipio, cuando se le brindaba este honor al Padre Astudillo y ser testigos la ovación de pie que recibió antes de que diera un sentido discurso, fue emocionante, no solo porque era un reconocimiento de sus múltiples logros, sino también porque era testimonio del esfuerzo de muchos dentro de la comunidad de San Lorenzo así como de la comunidad Latina del gran Toronto Metropolitano en general.
 

 

El Proyecto Museo de Toronto, creado por los Servicios de Museo de la Municipalidad, reconoce la riqueza y diversidad de nuestra ciudad que proviene de las historias personales compartidas por un grupo de ciudadanos de Toronto. Un componente único de este proyecto es que cada personalidad nos cuenta una historia a través de un artefacto apreciado. El Padre astudillo es el único Latino que ha sido seleccionado como una de las 100 personalidades incluídas en este proyecto. Lea más sobre el Padre Astudillo y su preciosa mandolina, haga clic en:

 

http://www.torontomuseumproject.ca/Stories/Details.aspx?ID=20

 

Padre Hernán Astudillo es un hombre con muchos talentos. Como sacerdote provee sustento espiritual, pero como ser humano toca las vidas dentro de su comunidad con esperanza y compasión en un mundo donde éstos son raros atributos.